El vello está en todo el cuerpo, ya sea en las piernas, en los brazos, en la cara, en pubis, en la nariz, en las cejas, ¡incluso en los pies! Así como pelos, existe una gran variedad de formas de eliminar el vello corporal, incluyendo depilación con cera, afeitado, láser, entre otras opciones. Algunas mujeres se quitan el vello corporal, mientras otras no. Nadie tiene control sobre el cuerpo de otra persona; si una persona elimina el vello o no, es una elección personal.

 

Con frecuencia, las personas argumentan que cuando una mujer se afeita, está cediendo a las normas sociales y de género. Pero, ¿y si no lo es? La gente parece olvidar reconocer que las mujeres son responsables de tomar sus propias decisiones, y si le estás diciendo a una mujer que se mantenga el vello corporal o se lo quite, ¡le estás imponiendo qué hacer a esa mujer! Es increíble desafiar las normas de género al no afeitarse, pero es una elección personal y, por lo tanto, no se debe presionar a otras para que no se depilen o sí se depilen.

Existen beneficios de tener pelo o de no tenerlo. Elegir retirarlo puede ser una buena alternativa para personas que tienen sudoración con olor muy fuerte. Elegir mantenerlo es excelente para liberar más feromonas, regular temperatura y evitar infecciones.

 

Las mujeres se rasuran o depilan por una variedad de razones, pero las personas parecen centrarse solo en una razón: la preferencia de una pareja. Si bien es considerado consultar a tu pareja sobre algunas decisiones, es mejor tomar decisiones propias con respecto a tu cuerpo; tú eres quien vive en él y la pareja correcta lo respetará.

 

Lee más: Tú tomas la decisión.

 

Quienes presionan a mujeres para que no se quiten el vello corporal son tan culpables como aquellos que presionan para que sí se quiten el vello corporal. Es irónico que las personas exijan a los demás que no cedan a las normas sociales y de género al no eliminar el vello corporal, porque al presionar a alguien para que se una a romper una norma social, está haciendo exactamente lo que está tratando de detener. Decirle a alguien que se depile o decirle a alguien que no se depile solo refuerza la presión social.

 

Sea cual sea tu inclinación, recuerda que es tu propio cuerpo. No se trata de si te depilas o no, se trata de que la elección sea tuya.

 

En Centro Dalia – Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre la ILE, salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.