Skip to Content

Blog Archives

Aborto y fertilidad

Cualquiera que haya sido la razón por la que hayas recurrido a un aborto, así como si fue hace años o recientemente, es importante que sepas que esto no significa que afectará tus posibilidades de ser madre algún día.

Sigue habiendo una falsa percepción de que la interrupción del embarazo puede ser perjudicial para la salud y la fertilidad. Pero este no es el caso. El aborto clandestino es el verdadero peligro: equipos no esterilizados, técnicas peligrosas y nulo respaldo hospitalario. Lee más: ¿Es seguro abortar?

¿Qué podría afectar la fertilidad después de un aborto?

Tener un aborto generalmente no afecta las posibilidades de quedar embarazada y tener gestaciones normales en el futuro. Sin embargo, existe un riesgo muy pequeño para la fertilidad y futuros embarazos si se desarrolla una infección en el útero durante el procedimiento y no se trata de inmediato.

La infección podría extenderse a las trompas de Falopio y los ovarios, conocida como enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). La EPI puede aumentar el riesgo de infertilidad o de un embarazo ectópico, donde un óvulo se implanta fuera del útero. Pero la mayoría de las infecciones se tratan antes de llegar a esta etapa y a menudo se administran antibióticos antes o después de un aborto para reducir el riesgo de infección.

¿Cuánto tiempo llevará quedar embarazada después de un aborto?

Después de interrumpir un embarazo, es importante esperar al menos un mes antes de volver a intentar quedar embarazada: el cuerpo ha pasado por mucho y necesita tiempo para descansar antes de estar listo para asumir otra vida.

Es realmente imposible decir cuánto tiempo le tomará a alguien concebir, ya que cada situación es completamente única. No obstante, el tiempo aproximado que tardan las parejas en conseguir un embarazo es de entre seis meses y un año, aunque algunas mujeres logran hacerlo al primer intento.

Es comprensible que al haber pasado por un aborto, la espera para quedar embarazada pueda causar cierta angustia. Es normal sentirse ansioso o preocuparse de que no recibirá una atención comprensiva de su médico al informarle de su previa interrupción, incluso temer que pueda rechazar brindarte el tratamiento de infertilidad.

Recuerda, y esto es importante, no debería haber ningún problema para obtener la misma ayuda y apoyo de tu médico de cabecera como cualquier mujer esperaría. Si sientes que hay un problema o renuencia a ayudarte a quedar embarazada, no tengas miedo de pedir ver a otro ginecólogo.

En Dalia & Gaia tenemos el compromiso de brindar una atención profesional, cálida y respetuosa en cada uno de los servicios de planificación familiar. Toma las riendas de tu salud reproductiva; la educación para la prevención es la mejor manera de evitar un embarazo. Contáctanos por inbox, podemos ayudarte a aclarar cualquier duda que tengas.

0 0 Continue Reading →

¿Qué es la ventana de la fertilidad?

El término “ventana fértil” se refiere al período en el que las relaciones sexuales sin protección pueden provocar un embarazo. Si estás intentando quedar embarazada, esta información es importante, pero lo es más aún si estás tratando de evitar el embarazo; no comprender este concepto puede resultar en un embarazo no planificado.

¿Cuánto dura la ventana fértil?

Estrictamente hablando, la concepción solo ocurre dentro de las 24 horas posteriores a la ovulación. Sin embargo, hay cuerpos que liberan óvulos de ambos ovarios en un solo ciclo, con hasta 24 horas de diferencia, por lo tanto, su ventana de ovulación puede durar hasta 72 horas. Ahora bien, debido a que la ovulación puede cambiar, es importante recordar que se es potencialmente fértil cualquier día que se observe líquido cervical, o una secreción clara a blanquecina que puede ser pegajosa. (Lee más: Conociendo mi ciclo menstrual).

¿Por qué es importante la ventana fértil?

Identificar tu ventana fértil es absolutamente clave para: quedar embarazada, evitar el embarazo, desarrollar una mejor comprensión del ciclo menstrual y descubrir información vital sobre las funciones hormonales del cuerpo y la salud reproductiva en general.

¿Cómo calculas tu ventana fértil?

La ovulación generalmente ocurre entre el día 11 y el día 21 de su ciclo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la fecha de la ovulación puede variar con cada ciclo. Entonces, simplemente contar la cantidad de días no es muy confiable. Si se rastrea el líquido cervical, sabrás que estás a punto de comenzar a ovular una vez que adquiere una consistencia blanquecina. Al verificar la temperatura corporal basal, un aumento de al menos tres décimas de grado (en comparación con los últimos seis días) indica la ovulación. 

¿Puedes quedar embarazada fuera de tu ventana fértil?

Aunque la concepción solo ocurre en las primeras 12 a 24 horas después de la ovulación, definitivamente es posible quedar embarazada si se tienen relaciones sin protección fuera de la ventana fértil prevista. Esto se debe a que los espermatozoides pueden sobrevivir dentro del útero durante varios días. Para obtener más información, comunícate con tu ginecólogo o especialista médico.

 

En Dalia & Gaia tenemos el compromiso de brindar una atención profesional, cálida y respetuosa en cada uno de los servicios de planificación familiar. ¡Estamos para apoyarte! Contáctanos por redes sociales, llámanos a los teléfonos (55) 6235 – 6085 y (55) 6235 – 6086, o bien, escribe a nuestro WhatsApp con la línea +52 55 3727 5684.

0 0 Continue Reading →

Infecciones vaginales: ¿cómo evitarlas?

Puede que esta sea una pregunta muy privada, pero es una pregunta con la que la mayoría de las mujeres pueden relacionarse: ¿has experimentado una horrible sensación de picazón y ardor “allá abajo”?

Si es así, una infección vaginal por hongos podría ser la causa. Estas infecciones (también conocidas como candidiasis) son infecciones comunes causadas por el hongo Candida albicans y se presenta con los siguientes síntomas:

  • Picazón e irritación en la vagina.
  • Enrojecimiento, hinchazón o picazón de la vulva (lee más: Glosario sobre interrupción del embarazo).  
  • Una secreción espesa y blanca que generalmente no tiene olor.
  • Dolor o ardor al orinar o al tener relaciones sexuales.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, las mujeres padecen de una infección vaginal al menos una vez en su vida y se presentan con más frecuencia entre los 20 y 45 años de edad.

Si bien la candidiasis es muy común, te compartimos algunos consejos para evitar las infecciones:

  • Toma antibióticos solo en las ocasiones que realmente lo requieras y bajo las indicaciones de tus médicos.
  • Evita las duchas vaginales, éstas eliminan algunas de las bacterias buenas que mantienen protegida a la vagina.
  • Reduce los baños de burbujas (por la misma razón que el punto anterior).
  • Cambia los tampones y toallas sanitarias con frecuencia.
  • Una vez al mes es recomendable esterilizar la copa menstrual.
  • No siempre uses ropa interior ajustada, pantimedias o jeans. Éstos pueden aumentar el calor corporal y la humedad en el área genital.
  • Usa ropa interior de algodón, o al menos, ropa interior con una entrepierna de algodón. El algodón no retiene el calor y la humedad, factores que el hongo necesita para prosperar.
  • Cambia tu traje de baño mojado y la ropa de entrenamiento lo antes posible.
  • Después de orinar, limpia siempre de adelante hacia atrás.
  • Evita los jacuzzis y los baños muy calientes.

 

Las infecciones vaginales pueden ser molestas, especialmente si ocurren regularmente. Es importante recurrir con tu médico en cuanto identifiques los síntomas. El tratamiento de una infección vaginal es simple, pero es importante visitar a tu especialista para obtener el diagnóstico correcto, ya que otras infecciones pueden causar síntomas similares pero requieren de diferentes tratamientos.En Dalia & Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.

0 0 Continue Reading →

5 errores comunes al tomar pastillas anticonceptivas

El uso de pastillas anticonceptivas puede ser un asunto complicado. Hay quienes son muy responsables y las utilizan mes con mes para protegerse, sin embargo, es importante asegurarse de estar tomándolas de la manera correcta. Es por esto que te presentamos cinco errores comunes a los cuales se debe prestar atención para prevenir embarazos no deseados:

Ser inconsistente

Olvidar tomar tan solo una píldora anticonceptiva puede exponerte a un embarazo, y cuanto menos constante eres, más pueden incrementarse las posibilidades de riesgo. No lo pienses dos veces, ¡configura una alarma en tu celular! (Lee más: Excusas jóvenes para tener sexo y no cuidarse).

Tomar las pastillas equivocadas

Hay muchos tipos diferentes de pastillas anticonceptivas, algunas más efectivas que otras. Si se está amamantando o se padece una enfermedad cardiaca, migrañas o existen otras razones por las que no puede tomarse estrógeno, suele recomendarse tomar pastillas solo de progestágeno. No obstante, una píldora combinada proporciona mayor protección para el embarazo.

No saber qué hacer cuando te olvidas de tomar una pastilla

Si olvidas una píldora, básicamente debes ponerte al día y tomarla tan pronto como lo recuerdes. Por ejemplo, si te perdiste una píldora anoche, tómala por la mañana cuando lo recuerdes; luego toma la siguiente a la hora programada regularmente. Si no lo recuerdas hasta la hora programada regularmente, toma ambas a la vez. Pero, si olvidas dos o más píldoras, se recomienda usar un método anticonceptivo de respaldo, como los condones, hasta que comiences el próximo paquete.

No saber qué interfiere con tu anticonceptivo

Así como ciertos lubricantes interfieren con los condones, ciertas medicinas pueden interferir con las píldoras anticonceptivas. En caso de que se te recete algún medicamento, habla con tu médico para que te asegures de que no interfiere con tus pastillas.

Solo protegerse contra el embarazo

Si estás tomando pastillas, puede ser fácil pensar que estás protegida contra el embarazo. Pero no es tan simple. Necesitas protección contra las enfermedades de transmisión sexual. Siempre procura tener condones a la mano. (Lee más: Todo lo que necesitas saber sobre el condón femenino). 

En Dalia & Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.

0 0 Continue Reading →

Conociendo mi ciclo menstrual

Aprender sobre tu ciclo menstrual es una excelente manera de conocer tu cuerpo. El ciclo menstrual es esencial para la reproducción, pero también juega un papel en el panorama más amplio de nuestra salud. Hay mucho que aprender sobre los periodos; a continuación te presentamos algunas cuestiones básicas que todos deberíamos conocer:

¿Qué es el periodo? 

El periodo, también llamado ciclo menstrual, ocurre debido a cambios en las hormonas femeninas del cuerpo. Las hormonas son mensajeros químicos. Los ovarios liberan las hormonas estrógeno y progesterona; éstas hacen que se forme el revestimiento del útero (o matriz). El revestimiento acumulado está listo para que un huevo fertilizado se adhiera y comience a desarrollarse. Si no hay óvulos fertilizados, el revestimiento se rompe, sangra y el mismo proceso ocurre de nuevo. La duración de los ciclos menstruales varía de una mujer a otra, y de un ciclo a otro. Sin embargo, se cree que los ciclos regulares duran entre 21 y 35 días. Si bien 28 días a menudo se han considerado la duración promedio del ciclo, esta reciente investigación sobre el ciclo menstrual reveló que solo una de cada ocho mujeres experimenta un ciclo de 28 días. Las cuatro fases principales del ciclo menstrual son: menstruación, fase folicular, ovulación y fase lútea.

¿Qué es la menstruación?

La menstruación es la eliminación del revestimiento engrosado del útero (endometrio) del cuerpo a través de la vagina. El líquido menstrual contiene sangre, células del revestimiento del útero (células endometriales) y moco. La duración promedio de la menstruación es entre tres días y una semana.

¿Qué es la fase folicular?

La fase folicular comienza el primer día de la menstruación y termina con la ovulación. Por instrucciones del hipotálamo, la glándula pituitaria libera la hormona foliculoestimulante (FSH) que estimula al ovario para que produzca alrededor de cinco a 20 folículos (pequeños nódulos o quistes), que se adhieren a la superficie. Cada folículo alberga un huevo inmaduro. Por lo general, solo un folículo madurará en un huevo, mientras que los otros morirán. Esto puede ocurrir alrededor del día 10 de un ciclo de 28 días. El crecimiento de los folículos estimula el revestimiento del útero para engrosarse en preparación para un posible embarazo.

¿Qué es la ovulación?

La ovulación es la liberación de un óvulo maduro desde la superficie del ovario. Esto generalmente ocurre a mitad del ciclo, alrededor de dos semanas más o menos antes de que comience la menstruación. Durante la fase folicular, el folículo en desarrollo provoca un aumento en el nivel de estrógeno. El hipotálamo en el cerebro reconoce estos niveles crecientes y libera una sustancia química llamada hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), la cual hace que la glándula pituitaria produzca niveles elevados de hormona luteinizante (LH) y FSH. En dos días, la ovulación se desencadena por los altos niveles de LH. El huevo se canaliza hacia la trompa de Falopio y hacia el útero por ondas de pequeñas proyecciones similares a pelos. La vida útil del huevo típico es de solo alrededor de 24 horas; a menos que se encuentre con un espermatozoide durante este tiempo, morirá. (Lee más: Glosario sobre interrupción del embarazo).

¿Qué es la fase lútea?

Durante la ovulación, el óvulo revienta desde su folículo, pero el folículo roto permanece en la superficie del ovario. Durante las próximas dos semanas más o menos, el folículo se transforma en una estructura conocida como el cuerpo lúteo. Esta estructura comienza a liberar progesterona, junto con pequeñas cantidades de estrógeno. Esta combinación de hormonas mantiene el revestimiento engrosado del útero, esperando que se pegue (implante) un óvulo fertilizado. Si un óvulo fertilizado se implanta en el revestimiento del útero, produce las hormonas necesarias para mantener el cuerpo lúteo. Esto incluye la gonadotropina coriónica humana (HCG), la hormona que se detecta en una prueba de orina para el embarazo. El cuerpo lúteo sigue produciendo los niveles elevados de progesterona que se necesitan para mantener el revestimiento engrosado del útero.

Si el embarazo no ocurre, el cuerpo lúteo se marchita y muere, generalmente alrededor del día 22 en un ciclo de 28 días. La caída en los niveles de progesterona hace que el revestimiento del útero se caiga, es decir, la menstruación llega y el ciclo vuelve al inicio. 

En Dalia & Gaia tenemos el compromiso de brindar una atención profesional, cálida y respetuosa en cada uno de los servicios de planificación familiar. ¡Estamos para apoyarte! Contáctanos por redes sociales, llámanos a los teléfonos (55) 6235 – 6085 y (55) 6235 – 6086, o bien, escribe a nuestro WhatsApp con la línea +52 55 3727 5684.

0 1 Continue Reading →

7 datos sobre la vulva que toda mujer –y hombre– debería conocer

Hay tanto que no sabemos acerca de nuestros propios cuerpos que absolutamente deberíamos conocer. Por ejemplo, “vagina” es probablemente la palabra más mal utilizada en todo el idioma español (probablemente la culpa la tenga la pésima educación sexual dentro de un sistema patriarcal), pero la vagina es en realidad el canal interno que llega hasta el cuello uterino. ¿El pubis, el clítoris, los labios internos, los labios externos y todo lo demás? A todo eso se le llama vulva.

Entonces, ¿por qué no llamamos a la vulva por su nombre? Probablemente porque la vagina es, literalmente, a donde va un pene durante el acto sexual heterosexual, por lo que hay un énfasis cultural excesivo en convertirlo en la parte más importante del cuerpo de una mujer. Algunos detalles como estos dejan en claro que a la sociedad no le importa el placer femenino, y esto tiene que parar. Aprender sobre anatomía puede ayudar a que las mujeres empecemos a enfatizar nuestro propio placer.

A continuación, te dejamos 7 datos mágicos, interesantes y muy importantes de la vulva y vagina que toda mujer –y hombre– deberían conocer.

  1. El clítoris va mucho más allá del brote pequeño que se encuentra en la parte superior de la vulva (el glande del clítoris). Este glande del clítoris es de unos 0,5 a 2 cm y el tamaño varía de mujer a mujer. Pero hay toda una parte interna del clítoris que contiene extensiones bulbosas (los bulbos vestibulares) y alas a cada lado (el cuerpo cavernoso). El clítoris entero puede alcanzar hasta 12 centímetros en algunas mujeres (aproximadamente el tamaño del pene promedio).
  2. Podría pensarse que la vagina es un pedazo de anatomía interminable y cavernosa, pero esto no es verdad. Cuando la vagina no está excitada sexualmente, las paredes se apoyan unas contra otras y el canal es en realidad bastante corto (se extiende alrededor de 7 a 10 centímetros de largo). Pero cuando se excita, el canal puede expandirse a casi 15 o 18 centímetros para acomodar un pene, un dedo o un juguete. Durante la excitación, el canal vaginal lubrica naturalmente, esta es una de las muchas razones por las que la mayoría de las mujeres han experimentado dolor durante el sexo en un momento u otro: por no estar totalmente excitada. Una vez más, la falta de comprensión de cómo funcionan los cuerpos causa daño a las mujeres.
  3. El clítoris tiene casi 8.000 terminaciones nerviosas. Aunque algo controvertido, muchos expertos creen que el clítoris tiene nervios más sensibles al tacto que en cualquier otra parte del cuerpo humano. La mayoría de estas terminaciones nerviosas están agrupadas en el glande del clítoris; el nódulo que se ve en el exterior de la vulva. Cuando se excita sexualmente, el clítoris puede expandirse a 200 por ciento de su tamaño normal. Los labios también responden, tornándose rosados o rojos.
  4. Los estudios han demostrado que sólo el 25 por ciento de las mujeres pueden tener un orgasmo únicamente a través del coito. Desafortunadamente, el estudio a partir del cual esta estadística ampliamente citada proviene olvidó preguntar a las mujeres si es que estimularon su clítoris externo durante el coito.
  5. La vagina es un órgano maravilloso y se cuida sola; es completamente auto-limpiante, expulsa toxinas y bacterias por su cuenta. Leer más: 6 cosas que puedes hacer por tu higiene vaginal. 
  6. La vagina es un músculo, uno muy fuerte. Tiene la capacidad de estirarse para sacar la cabeza de un bebé y luego volver a su tamaño original. Al igual que todos los músculos del cuerpo humano, lo único que causa el aflojamiento vaginal son los estragos del tiempo y la gravedad.

 

En Dalia & Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre la Interrupción legal del embarazo, salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.

0 0 Continue Reading →

6 cosas que puedes hacer por tu higiene vaginal

6 cosas que puedes hacer por tu higiene vaginal

Una vagina saludable es la base de la salud y el bienestar sexual. Al practicar hábitos saludables y al tener información concreta, es posible evitar picazones, erupciones e infecciones. A continuación te presentamos 6 cosas sencillas que puedes hacer diariamente por tu higiene vaginal:

1. Límpiate desde el frente y luego hacia atrás

Limpiarte después de una evacuación parece una tarea trivial. Sin embargo, hay una manera sana y segura de hacerlo. Comienza desde el frente y luego hacia atrás. En las mujeres, las aberturas del ano y la vagina están bastante juntas. Si se limpia de atrás hacia adelante, aumenta el riesgo de que las bacterias del ano ingresen a la vagina. Este movimiento puede desencadenar la vaginosis bacteriana, una infección vaginal caracterizada por un olor fuerte, secreción y picazón, así como por una sensación de ardor que se amplifica al orinar. Por lo anterior, procura comenzar desde el frente y luego hacia la parte posterior. Puede tomar algún tiempo acostumbrarse, pero es el tipo de hábito que protegerá su salud vaginal.

2. Elimina los productos comerciales

Desde desodorantes y toallitas hasta aerosoles y jabones; el mercado nos bombardea con una variedad de productos hechos para la higiene femenina. De hecho, los productos que afirman limpiar y tratar el área vaginal constituyen un mercado de 2 billones de dólalres en los Estados Unidos. ¿Pero realmente los necesitamos? La mayoría de los jabones son de naturaleza básica, mientras que el pH vaginal natural tiende a ser ácido. Cuando se lava la vagina con estos jabones con demasiada frecuencia, le da a los microbios dañinos la oportunidad de crecer, causando vaginosis bacteriana e infecciones por hongos. Las fragancias en jabones, limpiadores y geles también pueden irritar la vagina.

3. Come probióticos

Si bien una dieta nutritiva y equilibrada es importante para la salud reproductiva, los probióticos tienen un papel excepcionalmente especial. El canal vaginal tiene un nivel natural de bacterias buenas que lo mantienen saludable. En particular, esto incluye las bacterias Lactobacillus. Por lo tanto, si está buscando optimizar tu salud vaginal, come alimentos ricos en bacterias probióticas. ¿Necesitas ideas? El yogurt es una excelente opción.

4. Mantén una buena higiene menstrual

Con la invención de las toallas de alta absorbencia, es fácil olvidar lo importante que es cambiarlas regularmente. De lo contrario, puede ocurrir un crecimiento excesivo de bacterias, erupciones y producir malestar general. Para evitar que se desarrollen estas condiciones, se recomienda cambiar las toallas y tampones aproximadamente cada 6-8 horas. Lo mismo aplica en el caso de la limpieza de la copa menstrual.

5. Practica sexo seguro

No hay nada de malo en proteger tu salud sexual cuando estás con una nueva pareja (o múltiples parejas). Usa métodos anticonceptivos de barrera, como condones y diafragmas, para protegerte de contraer una enfermedad de transmisión sexual. Otra práctica de sexo seguro es orinar después de las relaciones sexuales. Este simple hábito puede ayudar a eliminar las bacterias en la uretra y la vejiga. También puede lavarse alrededor de la vagina después de tener relaciones sexuales para evitar que bacterias no deseadas y cuerpos extraños entren al canal vaginal después de tener relaciones sexuales.

6. Visita regularmente a tu ginecólogo y/o clínica de planeación familiar

Ya sea que tengas una picazón leve o sospecha de algo más, es importante recurrir con un especialista. Si tienes una picazón persistente durante más de una semana o si se convierte en inflamación con una secreción maloliente, consulta a un médico de inmediato. Y si hay una nueva práctica de higiene vaginal que llame tu atención, un ginecólogo es la mejor persona para evaluar si es adecuada para ti.

En Dalia & Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre la ILE, salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.

0 0 Continue Reading →

No es no, quizá es no, sí es sí.

Es posible que anteriormente hayas escuchado la frase “no es no”. El mensaje es simple: cuando alguien dice no a cualquier actividad sexual, no debes intentar que esto suceda. De lo contrario, es una agresión sexual o coerción sexual, y eso no está bien. Pero hay mucho más sobre el consentimiento que solo entender que “no significa no”. ¿Quieres saber más? ¡Lee abajo!

El consentimiento en el sexo significa dar permiso para que ocurra un acto sexual porque se desea que suceda. Es obligatorio obtener el consentimiento de una persona antes de participar en cualquier actividad sexual con ella. El consentimiento debe ser dado:

  1. Por ambos / todos los involucrados
  2. Libremente
  3. Con entusiasmo
  4. Cada vez y por cada acto sexual.

 

Obtener y dar consentimiento verbalmente debe ser parte de la comunicación continua entre tú y tu pareja sexual. Es importante destacar que el hecho de que una persona haya dado su consentimiento a algunas cosas no significa que haya dado su consentimiento a otras. Por ejemplo, tu pareja puede sentirse cómoda con besos o tocando los genitales, pero esto no significa que acepten el sexo oral o el sexo con penetración. Lo mismo aplilca para la elección del método anticonceptivo.

Antes de realizar un acto sexual, pide permiso. Puedes decir algo como: “¿está bien si toco aquí?”, o “¿quieres tener relaciones sexuales?”. La respuesta ¡debería ser entusiasta! Si no lo es, entonces piensa detenidamente si tu pareja realmente está dando su consentimiento, y si tienes dudas, no lo hagas.

Busca señales verbales y de lenguaje corporal continuas de que tu pareja está disfrutando lo que está sucediendo y desea que continúe. Si esto no es obvio, ¡pregúntales! Realiza preguntas como: “¿estás bien?” y “¿te gusta?”. El consentimiento puede ser retirado en cualquier momento, por lo que si tu pareja sexual decide que no desea continuar, deben parar de inmediato.

En ausencia de consentimiento verbal, una persona puede, por supuesto, dar su consentimiento para una actividad sexual participando de manera activa y entusiasta, pero esa es la clave: ¡participación activa y entusiasta! Nadie está obligado a tener ningún tipo de relaciones sexuales con alguien, incluso con una pareja amorosa, entre personas casadas, o con alguien con quien se haya tenido relaciones sexuales una vez o cien veces antes. El consentimiento nunca se puede asumir independientemente de lo que lleven puesto de ropa, si han estado consumiendo alcohol o drogas o si le has comprado cenas o bebidas durante toda la noche. El sexo nunca se le debe a nadie.

Si una persona ha estado bebiendo alcohol, su capacidad para consentir en tener relaciones sexuales puede verse afectada. Una persona intoxicada es legalmente incapaz de consentir en tener relaciones sexuales; los actos sexuales con una persona que está muy ebria es una violación o una agresión sexual.

¿Cómo saber si una persona quiere participar en un acto sexual contigo? Es sencillo. Pregúntale.

¿Aún tienes preguntas sobre este tema?, ¿necesitas más información sobre Interrupción legal del embarazo o salud sexual? ¡En Dalia&Gaia estamos para apoyarte! Contáctanos por redes sociales, llámanos a los teléfonos (55) 6235 – 6085 y (55) 6235 – 6086, o bien, escribe a nuestro WhatsApp con la línea +52 55 3727 5684.

0 0 Continue Reading →

Todo lo que necesitas saber sobre el condón femenino

La única forma de prevenir embarazos no deseados y la posibilidad de enfrentarse a la decisión de realizar una Interrupción del embarazo, es con información y prevención. La mayoría de nosotros estamos bastante familiarizados con la logística del condón masculino. Sabemos cómo usarlo, sabemos lo que hace y sabemos dónde obtenerlo.

El condón femenino, sin embargo, no está tan arraigado en nuestra sociedad. Esto se debe probablemente al hecho de que el condón femenino no está tan disponible, es un poco más caro y, simplemente, no es tan popular como el condón masculino.

A pesar de esto, sigue siendo una forma útil y confiable de anticoncepción de barrera para muchas mujeres en todo el mundo, especialmente en países en desarrollo donde el acceso a anticonceptivos a base de hormonas podría no ser tan común. Y solo porque el condón femenino no sea el anticonceptivo de elección de todos, no significa que no debemos educarnos sobre la alternativa femenina al método de barrera popular.

¿Cómo se usa?

El condón femenino se inventó en los años 80 como respuesta a la creciente conciencia de que más hombres estaban decidiendo que no querían usar el condón masculino. Estéticamente, el condón femenino parece bastante similar a su contraparte masculina, excepto que es mucho más grande. Hecho de látex y pre-lubricado, incluye un anillo flexible en cada extremo. Para insertar el condón, se recomienda que estar relajada y en una posición cómoda (es muy parecido a insertar un tampón o la copa menstrual). Pellizca los lados del extremo cerrado del condón e insértalo dentro de la vagina todo lo que puedas. El anillo interno debe subir hasta su cuello uterino, con el anillo externo colgando justo fuera de su cuerpo. Si el condón no está torcido y se siente cómodo, está listo.

¿Cómo se retira?

Retirar el condón femenino es bastante simple. Sólo debes juntar el anillo exterior del condón, girarlo para asegurarse de que no se derrame el semen y desecharlo. Al igual que el condón masculino, debe tirarse en el cesto de la basura y no puede simplemente arrojarse a un inodoro porque podría taparse y nadie tiene tiempo para eso. Por si acaso quedan dudas: el condón femenino no es reutilizable.

¿Es un método confiable?

El condón femenino tiene una tasa de éxito del 95 por ciento siempre que se sigan sus instrucciones y se use correctamente. Comparando esto con la tasa de éxito del condón masculino del 98 por ciento, es comprensible por qué la gran mayoría de las personas eligen esta última como su opción. Sin embargo, es una excelente opción para tomar la delantera en tu propia protección sexual.

¿Por qué elegirlo?

El condón femenino tiene, por supuesto, sus beneficios. A diferencia de con otras formas de anticoncepción femenina como la píldora, con los condones no estás poniendo ningún medicamento externo en tu cuerpo, por lo que no afectará tus hormonas.

¿Aún tienes preguntas sobre este tema?, ¿necesitas más información sobre ILE o planeación familiar? ¡En Dalia&Gaia estamos para apoyarte! Contáctanos por redes sociales, llámanos a los teléfonos (55) 6235 – 6085 y (55) 6235 – 6086, o bien, escribe a nuestro WhatsApp con la línea +52 55 3727 5684.

0 0 Continue Reading →

Sífilis: preguntas y respuestas

El acceso a información sobre salud sexual, así como el acceso al aborto, son derechos reproductivos fundamentales. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son un problema cada vez mayor en el mundo y estar informados sobre ellas es vital. Una de las más comunes es la sífilis.

¿Qué es la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por un bacteria llamada Treponema pallidum. Si no se trata de manera rápida y correcta, la sífilis puede causar complicaciones a largo plazo. Debido a que es tan difícil de identificar, la prueba de sífilis es extremadamente importante si se es sexualmente activo.

¿Cómo se ve la sífilis?

La sífilis ha sido llamada “el gran imitador” porque tiene muchos síntomas posibles, muchos de los cuales parecen síntomas de otras enfermedades. Los signos y síntomas aparecen y luego desaparecen muchas veces a medida que la infección avanza a través de sus etapas. La sífilis se divide en etapas (primaria, secundaria, latente y terciaria), con diferentes signos y síntomas asociados con cada etapa. Una persona con sífilis primaria generalmente tiene una o varias llagas en el sitio original de la infección. Estas llagas generalmente se presentan en o alrededor de los genitales, ano, recto o boca. Las ampollas suelen ser (pero no siempre) firmes, redondas y sin dolor. Los síntomas de la sífilis secundaria incluyen erupción cutánea (en cualquier parte del cuerpo), ganglios linfáticos inflamados y fiebre. Los signos y síntomas de la sífilis primaria y secundaria pueden ser leves y es posible que no se noten. Durante la etapa latente, no hay signos o síntomas. La sífilis terciaria se asocia con problemas médicos graves. Puede afectar el corazón, el cerebro y otros órganos del cuerpo. La sífilis también puede afectar los ojos y llevar a la ceguera permanente; conocido como sífilis ocular. También se puede contraer sífilis con síntomas muy leves o incluso ninguno.

¿Cómo se contagia la sífilis?

La sífilis se contrae por contacto directo con una úlcera de sífilis durante cualquier tipo de relación sexual. Las llagas se pueden encontrar en cualquiera de los órganos sexuales, o incluso en los labios y en la boca. También puede contagiarse de una madre infectada a su bebé por nacer.

¿Cómo puedo reducir mi riesgo de contraer sífilis?

La única manera de evitar por completo y al 100% una enfermedad de transmisión sexual es no teniendo relaciones sexuales. Sin embargo, si se es sexualmente activo, se puede hacer lo siguiente: a)  estar en una relación monógama a largo plazo con un compañero que ha sido examinado y tiene resultados negativos en las pruebas de ETS, o bien, b) usar condones de látex de la manera correcta cada vez que se tengan relaciones sexuales.; los condones pueden prevenir la transmisión de la sífilis al prevenir el contacto con una úlcera, sin embargo, a veces las llagas están en áreas que no se cubren con el condón.

¿Cómo puedo saber si tengo sífilis?

En la mayoría de los casos con un análisis de sangre se puede detectar la sífilis. Algunos médicos piden diagnosticar la sífilis a través del análisis del líquido de una llaga.

¿Se puede curar la sífilis?

Sí, la sífilis se puede curar con los antibióticos adecuados. Sin embargo, el tratamiento no eliminará ningún daño que la infección ya haya hecho.

Me he curado anteriormente, ¿puedo contraer sífilis de nuevo?

Sí. Tener sífilis una vez no te protege de contraerla nuevamente.

 

En Dalia & Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre el aborto, salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.

0 0 Continue Reading →