El acceso a información sobre salud sexual, así como el acceso al aborto, son derechos reproductivos fundamentales. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son un problema cada vez mayor en el mundo y estar informados sobre ellas es vital. Una de las más comunes es la sífilis.

¿Qué es la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por un bacteria llamada Treponema pallidum. Si no se trata de manera rápida y correcta, la sífilis puede causar complicaciones a largo plazo. Debido a que es tan difícil de identificar, la prueba de sífilis es extremadamente importante si se es sexualmente activo.

¿Cómo se ve la sífilis?

La sífilis ha sido llamada “el gran imitador” porque tiene muchos síntomas posibles, muchos de los cuales parecen síntomas de otras enfermedades. Los signos y síntomas aparecen y luego desaparecen muchas veces a medida que la infección avanza a través de sus etapas. La sífilis se divide en etapas (primaria, secundaria, latente y terciaria), con diferentes signos y síntomas asociados con cada etapa. Una persona con sífilis primaria generalmente tiene una o varias llagas en el sitio original de la infección. Estas llagas generalmente se presentan en o alrededor de los genitales, ano, recto o boca. Las ampollas suelen ser (pero no siempre) firmes, redondas y sin dolor. Los síntomas de la sífilis secundaria incluyen erupción cutánea (en cualquier parte del cuerpo), ganglios linfáticos inflamados y fiebre. Los signos y síntomas de la sífilis primaria y secundaria pueden ser leves y es posible que no se noten. Durante la etapa latente, no hay signos o síntomas. La sífilis terciaria se asocia con problemas médicos graves. Puede afectar el corazón, el cerebro y otros órganos del cuerpo. La sífilis también puede afectar los ojos y llevar a la ceguera permanente; conocido como sífilis ocular. También se puede contraer sífilis con síntomas muy leves o incluso ninguno.

¿Cómo se contagia la sífilis?

La sífilis se contrae por contacto directo con una úlcera de sífilis durante cualquier tipo de relación sexual. Las llagas se pueden encontrar en cualquiera de los órganos sexuales, o incluso en los labios y en la boca. También puede contagiarse de una madre infectada a su bebé por nacer.

¿Cómo puedo reducir mi riesgo de contraer sífilis?

La única manera de evitar por completo y al 100% una enfermedad de transmisión sexual es no teniendo relaciones sexuales. Sin embargo, si se es sexualmente activo, se puede hacer lo siguiente: a)  estar en una relación monógama a largo plazo con un compañero que ha sido examinado y tiene resultados negativos en las pruebas de ETS, o bien, b) usar condones de látex de la manera correcta cada vez que se tengan relaciones sexuales.; los condones pueden prevenir la transmisión de la sífilis al prevenir el contacto con una úlcera, sin embargo, a veces las llagas están en áreas que no se cubren con el condón.

¿Cómo puedo saber si tengo sífilis?

En la mayoría de los casos con un análisis de sangre se puede detectar la sífilis. Algunos médicos piden diagnosticar la sífilis a través del análisis del líquido de una llaga.

¿Se puede curar la sífilis?

Sí, la sífilis se puede curar con los antibióticos adecuados. Sin embargo, el tratamiento no eliminará ningún daño que la infección ya haya hecho.

Me he curado anteriormente, ¿puedo contraer sífilis de nuevo?

Sí. Tener sífilis una vez no te protege de contraerla nuevamente.

 

En Dalia & Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre el aborto, salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.