Sabemos muy bien que cuando una prueba de embarazo da positivo y decidimos que no queremos llevarlo a cabo, se detona una serie de dudas y preguntas que quisiéramos poder responder en un segundo.

Si buscamos en internet métodos para abortar, hay muchísima información, y no siempre es fácil identificar la falsa de la verdadera, pues junto con información real prolifera información de métodos milagrosos o caseros que en muchos casos ponen en riesgo la propia vida de las mujeres que los practican. Especialmente en lugares en donde no está legalizada esta práctica y tiene que realizarse en condiciones de clandestinidad.

Lo cierto, es que la Organización Mundial de la Salud, reconoce dos métodos principales para interrumpir de manera segura un embarazo: Los métodos médicos y los métodos quirúrgicos.

¿Qué método es el adecuado para mí?

La respuesta tiene que ver sobre todo con el tiempo de gestación y con el acceso que tengas a servicios de salud donde se te garantice el derecho a decidir. Si en tu lugar de origen aún no está garantizado este derecho, y no estás en la posibilidad de acudir a la Ciudad de México, lo más accesible suele ser realizarlo con medicamentos y bajo la asesoría y acompañamiento de personal capacitado. En este artículo, puedes encontrar tips para escoger una clínica en CDMX

Los métodos médicos recomendados por la OMS son el uso uso combinado de mifepristona y misoprostol para embarazos de máximo 9 semanas de gestación, y pueden ser utilizados en casa si se cuenta con asesoría adecuada, acompañamiento y se cuenta con la posibilidad de acudir a un hospital en un lapso menor a una hora durante el proceso en caso de alguna complicación. La tasa de éxito con el uso de estos medicamentos es alta, sin embargo requiere de una prueba confirmatoria de éxito, y en caso de resultar positiva, la interrupción deberá llevarse a cabo a través de un método quirúrgico.

Por otro lado, los métodos quirúrgicos que recomienda la OMS, son los métodos de aspiración por vacío, que cuando se realizan por personal médico bien capacitado y en instalaciones adecuadas, tienen la mayor tasa de éxito y representa los menores riesgos para la mujer. Los métodos de aspiración por vacío, pueden utilizarse con toda seguridad en embarazos con edad gestacional hasta de 12 semanas y con un riesgo mínimo, que en caso de ocurrir se atenderá de manera inmediata.

Aunque existen otros métodos quirúrgicos empleados como la Dilatación y Evacuación (D y E y en algunos países aún se practican legrados, cuyo uso conlleva mayores riesgos.

La ley de la Ciudad de México garantiza que cualquier embarazo puede ser interrumpido de forma absolutamente voluntaria y legal hasta la semana 12.

En cualquier caso, la mejor opción siempre será buscar apoyo profesional, pero si este no es posible, existen algunas guías para realizar el procedimiento médico en casa y asociaciones como la International Women’s health Coalition que tiene una guía para mujeres que dada su situación no tienen acceso a servicios de salud seguros que garanticen el derecho a decidir.

Si requieres mayor información puedes contactarnos a Dalia y Gaia donde con mucho gusto te atenderemos.