Es posible que anteriormente hayas escuchado la frase “no es no”. El mensaje es simple: cuando alguien dice no a cualquier actividad sexual, no debes intentar que esto suceda. De lo contrario, es una agresión sexual o coerción sexual, y eso no está bien. Pero hay mucho más sobre el consentimiento que solo entender que “no significa no”. ¿Quieres saber más? ¡Lee abajo!

El consentimiento en el sexo significa dar permiso para que ocurra un acto sexual porque se desea que suceda. Es obligatorio obtener el consentimiento de una persona antes de participar en cualquier actividad sexual con ella. El consentimiento debe ser dado:

  1. Por ambos / todos los involucrados
  2. Libremente
  3. Con entusiasmo
  4. Cada vez y por cada acto sexual.

 

Obtener y dar consentimiento verbalmente debe ser parte de la comunicación continua entre tú y tu pareja sexual. Es importante destacar que el hecho de que una persona haya dado su consentimiento a algunas cosas no significa que haya dado su consentimiento a otras. Por ejemplo, tu pareja puede sentirse cómoda con besos o tocando los genitales, pero esto no significa que acepten el sexo oral o el sexo con penetración. Lo mismo aplilca para la elección del método anticonceptivo.

Antes de realizar un acto sexual, pide permiso. Puedes decir algo como: “¿está bien si toco aquí?”, o “¿quieres tener relaciones sexuales?”. La respuesta ¡debería ser entusiasta! Si no lo es, entonces piensa detenidamente si tu pareja realmente está dando su consentimiento, y si tienes dudas, no lo hagas.

Busca señales verbales y de lenguaje corporal continuas de que tu pareja está disfrutando lo que está sucediendo y desea que continúe. Si esto no es obvio, ¡pregúntales! Realiza preguntas como: “¿estás bien?” y “¿te gusta?”. El consentimiento puede ser retirado en cualquier momento, por lo que si tu pareja sexual decide que no desea continuar, deben parar de inmediato.

En ausencia de consentimiento verbal, una persona puede, por supuesto, dar su consentimiento para una actividad sexual participando de manera activa y entusiasta, pero esa es la clave: ¡participación activa y entusiasta! Nadie está obligado a tener ningún tipo de relaciones sexuales con alguien, incluso con una pareja amorosa, entre personas casadas, o con alguien con quien se haya tenido relaciones sexuales una vez o cien veces antes. El consentimiento nunca se puede asumir independientemente de lo que lleven puesto de ropa, si han estado consumiendo alcohol o drogas o si le has comprado cenas o bebidas durante toda la noche. El sexo nunca se le debe a nadie.

Si una persona ha estado bebiendo alcohol, su capacidad para consentir en tener relaciones sexuales puede verse afectada. Una persona intoxicada es legalmente incapaz de consentir en tener relaciones sexuales; los actos sexuales con una persona que está muy ebria es una violación o una agresión sexual.

¿Cómo saber si una persona quiere participar en un acto sexual contigo? Es sencillo. Pregúntale.

¿Aún tienes preguntas sobre este tema?, ¿necesitas más información sobre Interrupción legal del embarazo o salud sexual? ¡En Dalia&Gaia estamos para apoyarte! Contáctanos por redes sociales, llámanos a los teléfonos (55) 6235 – 6085 y (55) 6235 – 6086, o bien, escribe a nuestro WhatsApp con la línea +52 55 3727 5684.