Hay tanto que no sabemos acerca de nuestros propios cuerpos que absolutamente deberíamos conocer. Por ejemplo, “vagina” es probablemente la palabra más mal utilizada en todo el idioma español (probablemente la culpa la tenga la pésima educación sexual dentro de un sistema patriarcal), pero la vagina es en realidad el canal interno que llega hasta el cuello uterino. ¿El pubis, el clítoris, los labios internos, los labios externos y todo lo demás? A todo eso se le llama vulva.

Entonces, ¿por qué no llamamos a la vulva por su nombre? Probablemente porque la vagina es, literalmente, a donde va un pene durante el acto sexual heterosexual, por lo que hay un énfasis cultural excesivo en convertirlo en la parte más importante del cuerpo de una mujer. Algunos detalles como estos dejan en claro que a la sociedad no le importa el placer femenino, y esto tiene que parar. Aprender sobre anatomía puede ayudar a que las mujeres empecemos a enfatizar nuestro propio placer.

A continuación, te dejamos 7 datos mágicos, interesantes y muy importantes de la vulva y vagina que toda mujer –y hombre– deberían conocer.

  1. El clítoris va mucho más allá del brote pequeño que se encuentra en la parte superior de la vulva (el glande del clítoris). Este glande del clítoris es de unos 0,5 a 2 cm y el tamaño varía de mujer a mujer. Pero hay toda una parte interna del clítoris que contiene extensiones bulbosas (los bulbos vestibulares) y alas a cada lado (el cuerpo cavernoso). El clítoris entero puede alcanzar hasta 12 centímetros en algunas mujeres (aproximadamente el tamaño del pene promedio).
  2. Podría pensarse que la vagina es un pedazo de anatomía interminable y cavernosa, pero esto no es verdad. Cuando la vagina no está excitada sexualmente, las paredes se apoyan unas contra otras y el canal es en realidad bastante corto (se extiende alrededor de 7 a 10 centímetros de largo). Pero cuando se excita, el canal puede expandirse a casi 15 o 18 centímetros para acomodar un pene, un dedo o un juguete. Durante la excitación, el canal vaginal lubrica naturalmente, esta es una de las muchas razones por las que la mayoría de las mujeres han experimentado dolor durante el sexo en un momento u otro: por no estar totalmente excitada. Una vez más, la falta de comprensión de cómo funcionan los cuerpos causa daño a las mujeres.
  3. El clítoris tiene casi 8.000 terminaciones nerviosas. Aunque algo controvertido, muchos expertos creen que el clítoris tiene nervios más sensibles al tacto que en cualquier otra parte del cuerpo humano. La mayoría de estas terminaciones nerviosas están agrupadas en el glande del clítoris; el nódulo que se ve en el exterior de la vulva. Cuando se excita sexualmente, el clítoris puede expandirse a 200 por ciento de su tamaño normal. Los labios también responden, tornándose rosados o rojos.
  4. Los estudios han demostrado que sólo el 25 por ciento de las mujeres pueden tener un orgasmo únicamente a través del coito. Desafortunadamente, el estudio a partir del cual esta estadística ampliamente citada proviene olvidó preguntar a las mujeres si es que estimularon su clítoris externo durante el coito.
  5. La vagina es un órgano maravilloso y se cuida sola; es completamente auto-limpiante, expulsa toxinas y bacterias por su cuenta. Leer más: 6 cosas que puedes hacer por tu higiene vaginal. 
  6. La vagina es un músculo, uno muy fuerte. Tiene la capacidad de estirarse para sacar la cabeza de un bebé y luego volver a su tamaño original. Al igual que todos los músculos del cuerpo humano, lo único que causa el aflojamiento vaginal son los estragos del tiempo y la gravedad.

 

En Dalia & Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre la Interrupción legal del embarazo, salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.