Conversar con alguien que no está a favor de la pro-elección reproductiva puede ser todo un desafío. Si bien no es tu responsabilidad educar a las personas en relación al tema, en ocasiones es de suma importancia defender tu postura; una postura que va más allá del tema de la interrupción del embarazo, ya que en realidad es una postura a favor de los derechos de las mujeres.

Es por esto que te presentamos algunos de los argumentos anti-aborto más comunes, así como las respuestas para que las guardes en tu bolsillo:

“Si tienes relaciones sexuales, debes estar preparada para ser responsable del resultado de tus acciones.”

No todas las personas que tienen relaciones sexuales deciden quedarse embarazadas, e incluso las que sí lo hacen no deben ser obligadas a continuar con el embarazo. Básicamente, este argumento busca avergonzar a las mujeres por disfrutar del sexo y se enfoca únicamente en la reproducción en lugar del placer o la conexión con un compañero. Es más responsable que una persona aborte si sabe que no puede cuidar o mantener a un niño. Los sistemas de adopción ya están muy llenos y en nuestro país realmente no hay sistemas gubernamentales de calidad (asistencia social, atención médica universal, etcétera).

“¿Cómo va a ser correcto que alguien decida si un niño inocente e indefenso puede vivir? Todos los humanos son creados iguales.”

Algo importante para recordar sobre el embarazo es que los fetos dependen del cuerpo de la persona embarazada para mantenerse con vida. Y debido a una idea llamada autonomía corporal (es decir, la razón por la que no se puede obligar a donar órganos, incluso si eso pudiera salvar la vida de una persona), no podemos hacer que una persona continúe con un embarazo cuando no lo desea. Bajo esa misma lógica, no está bien que alguien decida si una persona tiene que continuar con un embarazo que podría tener un impacto negativo en su aspecto físico, social y financiero.

“Estoy de acuerdo con el aborto en caso de violación, pero eso es todo”.

Sabemos que muchas personas que han sido violadas no lo denuncian, por lo que sería imposible que incluso las personas que realmente han sido agredidas demuestren que son “dignas” de un aborto. Además, las vidas concebidas a través de la violación no son fundamentalmente diferentes de los fetos concebidos de otra manera, por lo que este argumento destruye la creencia “pro-vida” de muchos antiaborto.

“La concepción ocurre inmediatamente después de tener relaciones sexuales”.

Esto no es científicamente correcto. Es decir, este argumento supone que todas las personas quedan embarazadas debido a las relaciones sexuales de penetración, mientras que muchas personas pueden elegir quedarse embarazadas por otros medios, como la fertilización in vitro. Aún así, incluso haciendo referencia al sexo penetrativo, la concepción puede ocurrir varios días después de la relación sexual. Esto no es necesariamente un argumento, pero es gracioso y sirve como un buen recordatorio de que muchos antiaborto utilizan falacias, ideas inventadas, datos erróneos y estadísticas incorrectas.

 

Si te interesa conocer más estadísticas o puntos de conversación sobre justicia reproductiva, puedes revisar sitios como este. O bien, revisar más de nuestros artículos en el blog de Dalia&Gaia.