Skip to Content

Category Archives: Emocional

Excusas jóvenes para tener sexo y no cuidarse

Es fácil tener sexo y no cuidarse. Los mexicanos nos pintamos solos para poner excusas y minimizar la verdad. Disponemos de un florido lenguaje de doble sentido y somos los reyes mundiales del albur, todo, para poder hablar de sexualidad sin hablar realmente, todo para no llamar a las cosas por su nombre, todo para mantener las cosas como están.

“Una no es ninguna”, “Ojos que no ven corazón que no siente”, “Más vale pedir perdón, que pedir permiso”, “Nomás la puntita”. Son ejemplos de frases típicas para hacernos pato o como que la virgen nos habla.

Cuando se es joven las hormonas suelen están a flor de piel, la curiosidad, la energía y el deseo se juntan con la desinformación y la censura. Y aunque algunos adultos se esfuercen al máximo por separar y controlar a los jóvenes, estos siempre encontrarán el espacio y la forma para saciar su curiosidad. Total, “lo que no se ve, no existe”, dirán algunos.

Esto ha sido así durante muchas generaciones. El inicio de la vida sexual, estadística, y biológicamente se empareja con la adolescencia, y como seguramente cualquiera puede constatar, muchísimas de nuestras abuelas y madres, aunque no hablen de eso, fueron madres adolescentes, y muy probablemente esposas casi por obligación.

En México, los jóvenes están teniendo relaciones sexuales cada vez más jóvenes, y el 78.5 de los adolescentes con edad  de 15 a 19 años ha escuchado hablar del condón masculino y considera que el sirve para prevenir embarazos e ITS, sin embargo, la mayoría inicia su vida sexual sin ningún tipo de protección y somos campeones mundiales de embarazo adolescente. Son soldados que se lanzan a la guerra sin fusiles expuestos a embarazos no deseados, a distintas formas de violencia sexual y a infecciones de transmisión sexual que comprometen su dignidad, su vida y su futuro.

¿A qué se debe esta resistencia?

En los países con una educación conservadora como el nuestro, muchísimos jóvenes llegan a esa etapa con algo de información técnica obligatoria por los programas educativos. Saben qué es un embarazo, el VIH, un condón y muy probablemente cómo se utiliza, y sin embargo, siguen siendo el grupo de edad de mayor riesgo para contrarer ITS. Saben cómo conseguirlos métodos pero no van a buscarlos.

La clave parece estar en la propia cultura, y tiene que ver no tanto con la información técnica sobre la sexualidad y su disponibilidad, sino más bien con los tabúes, mitos y valores que prevalecen aún sobre el amor romántico y la pareja, y que en gran medida son un reflejo de la cultura aún muy machista y patriarcal.

Por ejemplo, para muchos hombres y mujeres, el tema de la virginidad sigue siendo muy importante, y se sigue considerando un sinónimo de pureza y valor, mientras que el acto sexual sigue siendo una “prueba de amor”, lo que de entrada representa ya barreras muy importantes para poder hablar abiertamente del tema y ponderar los riesgos.

Por alguna extraña razón, se ha inoculado la idea de que la primera vez que se tienen relaciones sexuales, no pueden ocurrir embarazos, como si a los sistemas reproductivos les importara el historial sexual y las creencias religiosas, y como si no estuvieran listos para funcionar a partir de la adolescencia.

Así mismo, se sigue considerando en gran medida que tener una vida sexual sólo es aceptable bajo el manto matrimonial y con una sola persona, la media naranja, lo que vuelve las relaciones sexuales en gran medida clandestinas, en donde la imagen y el “qué dirán”, parece aún más importante que la seguridad y la salud sexual, y esto aplica también para los adultos.

Pareciera ser en este sentido, que si se inicia una vida sexual joven, y aparece un embarazo, la cultura aún considera que la forma de redimirlo y de salvarse, es en primer lugar teniendo el hijo, y en segundo, consagrarlo bajo el manto matrimonial, aunque esto signifique la renuncia a todas las expectativas y experiencia necesarias para el desarrollo de cualquier persona joven, y derive en situaciones muchas veces muy violentas y con finales funestos.

Por último, de nada sirve proporcionar información sobre sexualidad si esta no va acompañada de servicios accesibles que generen confianza en los jóvenes para acercarse, y donde no sean mal vistos y se sientan estigmatizados, y en donde puedan no solamente protegerse de ITS, si no también decidir si se quiere interrumpir el embarazo bajo condiciones de confidencialidad, calidez y seguridad.

No se puede ignorar que muchísimos jóvenes tendrán relaciones sexuales, con o sin el consentimiento de sus padres, y es bien sabido por la psicología que no hay mejor aditivo para alimentar algunos deseos que la prohibición. Por esto, debemos hablar abiertamente de sexualidad, y no solo de sus aspectos técnicos, si no también de las expectativas de los jóvenes y las de nuestra cultura, cambios en los roles de género, sobre el deseo, el placer, la masturbación, el orgasmo donde se viertan todas las dudas y miedos sin tapujos, llamando a las cosas por su nombre y abrazando la diversidad, y sobre todo bajo el respeto cabal de sus derechos sexuales y reproductivos.

Lee más en el blog de Dalia & Gaia

0 0 Continue Reading →

¿Es ético el aborto?

El aborto continúa siendo un tema político, pero una pregunta que los políticos rara vez se hacen es: ¿qué piensan los profesionales de la ética sobre el aborto? Si los expertos en ética han llegado a un consenso sobre la moralidad o la inmoralidad del aborto, seguramente sus conclusiones deberían ser importantes. Entre los especialistas en ética, es extremadamente raro encontrar defensores de la opinión de que el aborto es negativo. De hecho, el apoyo a esta posición antiaborto, en la medida en que existe, proviene casi exclusivamente del pequeño porcentaje de filósofos que son religiosos.

Definitivamente esto no significa que los filósofos se preocupen menos por la vida o la moral que los éticos religiosos. Por ejemplo, prácticamente todos los filósofos morales creen que el asesinato, el robo, la tortura y la mentira son inmorales debido a los argumentos convincentes de tales prohibiciones; a decir verdad, a menudo hay poca diferencia entre los puntos de vista de los éticos religiosos y el resto de los éticos.

El aborto genera mucha controversia durante las discusiones políticas y es por esto que las personas tienden a recurrir a la ley cuando intentan decidir cuál es la mejor solución posible para un embarazo no deseado. De hecho, en algunos países se han perdido elecciones por este tema; muchos expertos afirman que el triunfo de Donald Trump se debió a su fuerte discurso anti-aborto en un país mayormente conservador. Hipócrates consideraba que la interrupción del embarazo no era una práctica ética, pero los tiempos han cambiado y el aborto ha sido aceptado por muchas sociedades, siendo la salud y el bienestar de la madre la consideración más importante de los filósofos en la actualidad.

Ahora bien, ¿qué es lo que hace que los éticos puedan juzgar mejor entre argumentos buenos y malos que la gente común? La respuesta es que los profesionales de la ética son educados a través de la lógica y las habilidades de pensamiento crítico exigidas para examinar los argumentos de manera cuidadosa y concienzuda. Además, están familiarizados con los mejores argumentos filosóficos que se han avanzado a favor y en contra de las proposiciones morales. Por lo tanto, están en una buena posición para rechazar los argumentos carentes de lógica que utilizan falacias como presentar una “relación antagonista” entre la mujer y su feto.

Sin embargo, más allá del debate público sobre el aborto, recuerda que la decisión es tuya. ¿Tienes dudas sobre la interrupción del embarazo? Estamos para asesorarte, puedes escribirnos por whatsapp al número: +52 55 3727 5684.

0 0 Continue Reading →

La culpa y el aborto

Como hemos dicho en publicaciones anteriores, el mayor riesgo que existe cuando una mujer decide llevar a cabo interrumpir un embarazo es la falta de información. Sin embargo, no es solo la falta de ésta la que nos pone en riesgo, sino aquella información falsa o tendenciosa que sin corroborar nos llegamos a creer y que cree la gente a nuestro alrededor. Que si ya no podré tener más hijos, que si seré una mala mujer, o que si me iré al infierno por tomar una decisión sobre mi propio cuerpo, etc.

La experiencia y diversas investigaciones, nos han mostrado que no existe una relación directa entre la decisión de abortar y ningún tipo de daño psicológico. Es cierto que una ILE suele provocar algunos sentimientos de inseguridad como cualquier procedimiento médico, pero estos desaparecen rápidamente cuando lo hacemos en un lugar seguro. Las mujeres que deciden no llevar a término un embarazo retoman su vida normal sin ningún problema y eligen el momento cuando quieren ser madres.

Sin embargo, esto no quiere decir que las mujeres no lleguemos en algún momento a experimentar sentimientos negativos, sobre todo la vergüenza y el sentimiento de culpa.

Este sentimiento aparece con mucho más frecuencia en los contextos más conservadores y tradicionales, y es en muchas ocasiones ejercida por parte de la familia y las personas más cercanas, que por sus propias creencias y prejuicios se oponen al derecho a decidir de las mujeres.

Este sentimiento de culpa, es la consecuencia de vivir en una sociedad machista que promueve los roles de género tradicionales, y que pone a las mujeres en un segundo lugar.

Es la misma culpa que por ejemplo, se nos induce a sentir con respecto a la comida y a cómo debemos comportarnos en general, que si nacimos para madres, esposas o estamos obligadas a atender otras personas y a lucir siempre bellas. Para que el machismo funcione, es necesario que las mujeres sientan culpa al ejercer su libertad, especialmente en temas de sexualidad y maternidad, sin embargo, cuando aparece este sentimiento de culpa se vive de manera muy real.

Por esto, si vives en un contexto muy tradicional en el que no cuentas con mucho apoyo y decides llevar a cabo una ILE, es importante que en primer lugar lo hagas en un lugar seguro y en segundo busques el acompañamiento de alguna persona que te apoye en tu decisión y con quien puedas compartir abiertamente tus emociones siempre que lo necesites, y si lo consideras, buscar apoyo con alguna persona profesional de la psicología, quien te acompañará y sin duda te ayudará a recordarte el por qué fue tu mejor decisión y a dejar rápidamente atrás esos sentimientos.

Es muy importante sacar todas esas emociones de la manera que mejor te acomode, ya sea escribiéndolas, pintándolas, bailándolas o en grupos de apoyo en Internet, y siempre recordándote que eres una mujer valiente, libre y que tienes el derecho a decidir cuándo quieres ser madre.

0 1 Continue Reading →

5 dudas comunes sobre el aborto

La Interrupción Legal del Embarazo (ILE) es un procedimiento seguro, sin embargo, sabemos que antes de tomar la decisión necesitas toda la información posible para sentirte segura; a continuación te presentamos 5 respuestas a las dudas más comunes para brindarte mayor claridad sobre tus opciones, los diferentes tipos de aborto que existen y qué esperar después.

 

¿Es el aborto la opción correcta para mí?

Tener un embarazo no deseado es muy común y aunque muchas personas deciden hacerse un aborto, sólo tú sabes qué es lo mejor para ti. Tener acceso a la información  correcta y al apoyo de expertos son las mejores herramientas para tomar la mejor decisión en relación a tu propia salud y bienestar.

 

¿Por qué las personas deciden abortar?

Si estás pensando en interrumpir un embarazo, no estás sola. Millones de personas se enfrentan a embarazos no planificados cada año. A veces, la decisión es simple; otras veces, es complicada, pero de cualquier manera, tomar esta decisión debe ser una elección personal libre de juicios. Cada persona tiene sus propias razones válidas, quizá te identifiques con alguna de las siguientes:

·      Quieres ser la mejor madre posible para los hijos que ya tiene.

·      Todavía no estás lista para ser madre.

·      No es un buen momento en tu vida para ser madre.

·      Deseas terminar la escuela, enfocarte en el trabajo o alcanzar otras metas antes de ser madre.

·      No estás en una relación con alguien con quien quieres formar una familia.

·      Estás en una relación abusiva o fuiste agredida sexualmente.

·      El embarazo es malo para tu salud.

·      Simplemente no quieres ser madre.

 

¿Es seguro interrumpir un embarazo?

Los problemas serios después de un aborto son muy raros; en general, la ILE es un procedimiento muy seguro. De hecho, en un estudio realizado en el 2012 por el Instituto Guttmacher, se concluyó que el embarazo y el parto son más riesgosos que la mayoría de los abortos, según las estadísticas.

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de procedimientos?

La Interrupción Legal del Embarazo puede llevarse a cabo a través de medicamentos proporcionados por un experto autorizado o bien, a través del procedimiento de aspiración endouterina que se realiza en instalaciones con personal altamente capacitado; este procedimiento es considerado como uno de los más confiables debido a que reemplaza al legrado pues el instrumental utilizado es mucho más seguro. Ambos tipos te ofrecen efectividad y seguridad.

 

¿Cómo me sentiré después de haber tenido un aborto?

En Dalia&Gaia te daremos instrucciones relacionadas a los cuidados posteriores, así como acceso a un número de teléfono al que puedes llamar o escribir si tienes alguna pregunta o inquietud. La mayoría de las personas se sienten bien en un día o dos, pero es importante planear descansar después del procedimiento. Por lo general, puedes regresar al trabajo, a la escuela y a la mayoría de tus otras actividades normales al día siguiente. Eso sí, evita cargar objetos pesados o el ejercicio intenso durante unos días. Para mayor información sobre este tema, haz click aquí.

 

 

En Dalia&Gaia tú tomas la decisión, nosotros te respaldamos. Recuerda que estamos para apoyarte, no dudes en escribirnos a través de nuestros diferentes medios para que te aclaremos cualquier duda que tengas.

0 2 Continue Reading →

El síndrome post aborto: ¿en verdad existe?

 

Desafortunadamente, aún circulan muchos mitos sobre la interrupción voluntaria del embarazo que generan dudas en quienes consideran la posibilidad de llevarlo a cabo.

Si bien la literatura nos dice que no existen pruebas fehacientes que demuestren que el aborto causa efectos psicológicos perdurables, vivir en una cultura machista y conservadora donde la educación sexual es un tema tabú, sí puede tener algunos efectos sobre el bienestar de las mujeres.

Nos referimos a factores psicosociales como el estigma que existe alrededor del aborto, y que hace que algunas mujeres que deciden interrumpir sus embarazos tengan sentimientos de culpa e incluso puedan recibir el rechazo de algunas personas de su círculo cercano si se enteran que lo hacen.

En algunos grupos religiosos, suele hablarse incluso de un síndrome post-aborto, en el que supuestamente las mujeres que abortan sufrirán una serie de consecuencias que les harán arrepentirse de su decisión por toda la eternidad. Sin embargo, las investigaciones en Psicología nos dicen otra cosa muy distinta: El síndrome post-aborto no existe.

En un estudio en curso financiado por Conacyt acerca de los impactos psicológicos y en la salud mental de mujeres que decidieron interrumpir un embarazo en México, se ha determinado, y en concordancia con otros estudios hechos en otros países, que no hay evidencias para sostener que de facto un aborto produce daño psicológico.

Sin embargo, algunas mostraron ciertos síntomas de ansiedad y depresión en el corto plazo, sobre todo en quienes ya tenían algunos antecedentes de síntomas depresivos y en mujeres que vivían en contextos muy conservadores o con baja escolaridad.

Así, los síntomas de este supuesto síndrome post-aborto, se relacionan mucho más con la desinformación y la cultura machista que con el aborto en sí. Cultura machista que produce violencia en todos los ámbitos de la vida de las mujeres y que no se limita al ámbito de la sexualidad y la maternidad. Cultura machista que condena la forma de pensar y de vestir de las mujeres, su manera de pensar y de vivir y que justifica múltiples violencias incluida la violencia de pareja y la violencia obstétrica.

Por esta razón, si vives en un contexto muy cerrado en donde la interrupción voluntaria del embarazo es mal vista y decides abortar, es importante que lo hagas en un lugar seguro en donde se proporcione toda la información necesaria y se brinde un trato cálido y confidencial.  Asimismo, contar con el acompañamiento de un familiar o persona de tú confianza que te apapache mientras pasan las molestias de las primeras horas y nos recuerde que nadie puede condicionar nuestro derecho a decidir y, en caso de que lo desees, también podrás acudir a algún servicio psicológico profesional, en donde sin duda te apoyarán con tu decisión.

De esta forma, las molestias serán mucho menores y podrás retomar tu vida y tus proyectos en muy poco tiempo con toda la seguridad de que podrás ejercer tu maternidad, si así lo deseas, cuando tú lo decidas.

Si buscas un lugar en la ciudad de México dónde realizar una interrupción legal del embarazo en condiciones de calidez, profesionalidad y confidencialidad, puedes visitar la página de Dalia & Gaia en donde podrás obtener más información y encontrarás distintas opciones para realizar una Interrupción legal del embarazo (ILE).   

0 7 Continue Reading →

¿Cómo me sentiré después de abortar?

A muchos nos produce ciertos nervios pensar en ir al médico. Sin embargo, una vez estamos ahí y nos explican bien lo que nos van a hacer, nos tratan con profesionalismo, calidez, cuidado y entendemos los beneficios de asistir, esta sensación suele desaparecer. Lo mismo suele suceder cuando hablamos de una interrupción legal del embarazo.

 

No hay una regla que determine exactamente cómo nos vamos a sentir emocionalmente una vez que nos enteramos que estamos embarazadas y decidimos interrumpirlo, y las diferencias se relacionan más con factores culturales y a las condiciones en las que se realice, que con efectos de la interrupción del embarazo en sí. Sin embargo, aún existe la falsa creencia de que este puede causar un daño a nivel psicológico, que acarreará traumas y que nos sentiremos muy mal por hacerlo.

A nivel físico, y dependiendo del tratamiento que elijas, puedes tener algunas molestias menores que desaparecerán en su totalidad al cabo de unos días, y el periodo y el sistema reproductivo, suele restablecerse regularmente a las tres o cuatro semanas.

A nivel psicológico, no se ha encontrado evidencia que vincule la decisión de abortar con ningún problema de salud mental.

En uno de los mayores estudios longitudinales sobre la materia que se realizó con 956 mujeres en Estados Unidos en 21 estados, y publicado por la revista JAMA Psyquiatry ,  se analizó durante 6 años el estado emocional de mujeres que habían abortado cerca de la fecha límite permitida, y se comparó con el estado emocional de las mujeres a quienes no se les permitió abortar por haber pasado esta fecha. Después de analizar cuidadosamente la información generada durante todo este tiempo, se concluyó que no había ninguna razón para vincular la decisión de abortar con ningún problema psicológico como la depresión, ansiedad, baja autoestima y bienestar psicológico en general, ni en el corto ni en el largo plazo con respecto a las otras mujeres, quienes por el contrario, sí aumentaron sus niveles de ansiedad cuando se les negó la posibilidad de abortar.

Lo que sí sabemos que puede causar problemas, y son factores de riesgo físico y psicológico real, son la desinformación, la clandestinidad y falta de profesionalismo y seguridad con la que aún se realizan, junto con la criminalización a las mujeres que abortan, y la negación del derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos y sobre nuestras propias vidas. También es cierto que por el lado psicológico, puedes estar segura de que siempre nos sentiremos mejor ejerciendo nuestra libertad sea cual sea nuestra decisión.

La interrupción del embarazo es ante todo un derecho y una decisión personal que corresponde a cada una tomar, y que afortunadamente está garantizada cada vez en más lugares, y cada vez mejor comprendida por más personas, independientemente a las razones que la motiven.

Si quieres saber más sobre los métodos de interrupción legal del embarazo en México haz click aquí.

1 Continue Reading →