No existen evidencias contundentes que asocien el aborto con efectos psicológicos a largo plazo, sin embargo, en el corto plazo la experiencia puede provocar miedo, ciertos niveles de ansiedad, estrés y sensación de vulnerabilidad. Especialmente en una cultura que ha vuelto tabú los temas referentes a la sexualidad y el derecho a decidir de las mujeres, y hace que algunas mujeres experimenten sentimientos de culpa.

Si bien no todas experimentan los mismos síntomas cuando se decide interrumpir un embarazo, estos son mucho menores cuando se cuenta con el acompañamiento adecuado.

El acompañamiento se refiere al apoyo psicológico que recibe una persona en una situación de vulnerabilidad, y en el caso de una ILE comienza desde el trato que brinda el propio equipo médico y se extiende hasta las redes de apoyo con las que cuenta la paciente.

Un acompañamiento adecuado propicia el espacio para la expresión de emociones y ayuda a reducir drásticamente los niveles de ansiedad y a tomar mejores decisiones. Incluso, no es regla pero,puede hacer un aborto una experiencia mucho más llevadera y más fácil de dejar atrás.

Conscientes de esto, en Dalía y Gaia permitimos, si así lo deseas, la presencia de una persona de tu confianza durante todo el proceso. Puedes elegir si se queda durante tu procedimiento, o te acompaña en el periodo previo y posterior a éste.

Sabemos que no siempre es fácil una decisión de esta naturaleza, pero sabemos también que es más fácil hacerlo cuando se está cerca de la gente querida.

Para más información consulta Dalia y Gaia