Interrumpir un embarazo es una decisión libre que afortunadamente ya está garantizada desde 2007 en la ciudad de México, y esperamos que muy pronto en todo el país y en el mundo. Sin embargo, una vez que hemos decidido llevar este proceso nos encontramos frente a la pregunta ¿Cuál es el mejor lugar para hacerlo? ¿Cómo identifico un lugar seguro y profesional de uno que no lo es?

Cuando buscamos en Internet clínicas para abortar en la ciudad de México, aparecen muchas opciones,  y no siempre es fácil identificar cuáles son las mejores y las más seguras. Por esto, hacemos una lista de 8 factores muy importantes que debes considerar para que todo el proceso llegue a buen puerto y no tengas ningún tipo de complicación y puedas reanudar tus actividades cotidianas con toda la confianza y seguridad:

 

  1.  Legalidad. Asegúrate de que el lugar cuenta con un registro COFEPRIS, quien es la autoridad nacional que regula y vigila a los establecimientos sanitarios. El registro debe estar a la vista, con letra legible, y debe contar con los sellos y número de registro, si no tiene esto, mejor aléjate que puede tratarse de una clínica clandestina.

 

  1.  Confianza. Busca un lugar cómodo que te genere confianza y cuente con equipo e instrumental profesional, instalaciones seguras, limpias y de fácil acceso.

 

  1.  Profesionalismo. Asegúrate de que en la consulta de valoración te expliquen con mucho detalle en qué consiste el procedimiento, y que cuando te realicen el ultrasonido te muestren la pantalla para corroborar lo que se te dice. El personal médico que te atienda debe contar con experiencia y estar debidamente acreditado y capacitado para cualquier eventualidad y con su cédula profesional visible. No permitas que una enfermera haga tu valoración, y mucho menos el procedimiento. Si se muestran dubitativos o inseguros durante la valoración, no es recomendable continuar ahí.

 

  1.  Confidencialidad. La confidencialidad del proceso debe estar estrictamente garantizada mediante un Aviso de Privacidad que sea visible y de fácil lectura.

 

  1.  Localización. El lugar donde hiciste tu cita debe ser el mismo lugar en el que te atiendan y aparezca en la Web. Existen lugares que se anuncian en un lugar y atienden en otro, lo que resulta engañoso y no es buena señal.

 

  1.  Cobro. No permitas que te realicen cobros por procedimientos antes de la consulta. Esto te obliga a practicarte un procedimiento que es posible que no necesites o no sea el indicado para ti. Los tratamientos deben ser individualizados y personalizados, y para ello se realiza la consulta de valoración y el ultrasonido previo.

 

  1.  Derecho de réplica. Sabemos que algunos médicos no dan mucho lugar para preguntas cuando dan una consulta. Recuerda que tienes todo el derecho de réplica y si lo deseas una segunda opinión; si no estás convencida con la valoración o la explicación que te dieron, tienes derecho a negarte al procedimiento con derecho a reembolso.
  2.   Ultrasonido.  Para tu mayor seguridad y confianza existen lugares en donde te entregan una impresión del ultrasonido al final del procedimiento. Busca un lugar que cuente con ello.

En Dalia & Gaia contamos con todo esto para ofrecerte una mayor seguridad.