6 cosas que puedes hacer por tu higiene vaginal

Una vagina saludable es la base de la salud y el bienestar sexual. Al practicar hábitos saludables y al tener información concreta, es posible evitar picazones, erupciones e infecciones. A continuación te presentamos 6 cosas sencillas que puedes hacer diariamente por tu higiene vaginal:

1. Límpiate desde el frente y luego hacia atrás

Limpiarte después de una evacuación parece una tarea trivial. Sin embargo, hay una manera sana y segura de hacerlo. Comienza desde el frente y luego hacia atrás. En las mujeres, las aberturas del ano y la vagina están bastante juntas. Si se limpia de atrás hacia adelante, aumenta el riesgo de que las bacterias del ano ingresen a la vagina. Este movimiento puede desencadenar la vaginosis bacteriana, una infección vaginal caracterizada por un olor fuerte, secreción y picazón, así como por una sensación de ardor que se amplifica al orinar. Por lo anterior, procura comenzar desde el frente y luego hacia la parte posterior. Puede tomar algún tiempo acostumbrarse, pero es el tipo de hábito que protegerá su salud vaginal.

2. Elimina los productos comerciales

Desde desodorantes y toallitas hasta aerosoles y jabones; el mercado nos bombardea con una variedad de productos hechos para la higiene femenina. De hecho, los productos que afirman limpiar y tratar el área vaginal constituyen un mercado de 2 billones de dólalres en los Estados Unidos. ¿Pero realmente los necesitamos? La mayoría de los jabones son de naturaleza básica, mientras que el pH vaginal natural tiende a ser ácido. Cuando se lava la vagina con estos jabones con demasiada frecuencia, le da a los microbios dañinos la oportunidad de crecer, causando vaginosis bacteriana e infecciones por hongos. Las fragancias en jabones, limpiadores y geles también pueden irritar la vagina.

3. Come probióticos

Si bien una dieta nutritiva y equilibrada es importante para la salud reproductiva, los probióticos tienen un papel excepcionalmente especial. El canal vaginal tiene un nivel natural de bacterias buenas que lo mantienen saludable. En particular, esto incluye las bacterias Lactobacillus. Por lo tanto, si está buscando optimizar tu salud vaginal, come alimentos ricos en bacterias probióticas. ¿Necesitas ideas? El yogurt es una excelente opción.

4. Mantén una buena higiene menstrual

Con la invención de las toallas de alta absorbencia, es fácil olvidar lo importante que es cambiarlas regularmente. De lo contrario, puede ocurrir un crecimiento excesivo de bacterias, erupciones y producir malestar general. Para evitar que se desarrollen estas condiciones, se recomienda cambiar las toallas y tampones aproximadamente cada 6-8 horas. Lo mismo aplica en el caso de la limpieza de la copa menstrual.

5. Practica sexo seguro

No hay nada de malo en proteger tu salud sexual cuando estás con una nueva pareja (o múltiples parejas). Usa métodos anticonceptivos de barrera, como condones y diafragmas, para protegerte de contraer una enfermedad de transmisión sexual. Otra práctica de sexo seguro es orinar después de las relaciones sexuales. Este simple hábito puede ayudar a eliminar las bacterias en la uretra y la vejiga. También puede lavarse alrededor de la vagina después de tener relaciones sexuales para evitar que bacterias no deseadas y cuerpos extraños entren al canal vaginal después de tener relaciones sexuales.

6. Visita regularmente a tu ginecólogo y/o clínica de planeación familiar

Ya sea que tengas una picazón leve o sospecha de algo más, es importante recurrir con un especialista. Si tienes una picazón persistente durante más de una semana o si se convierte en inflamación con una secreción maloliente, consulta a un médico de inmediato. Y si hay una nueva práctica de higiene vaginal que llame tu atención, un ginecólogo es la mejor persona para evaluar si es adecuada para ti.

En Dalia & Gaia estamos comprometidos con la educación sexual. Recuerda que puedes encontrar mucha más información sobre la ILE, salud reproductiva y planeación familiar accediendo a nuestro blog.